relación entre el coche eléctrico y la factura de electricidad

Vehículos eléctricos y la nueva tarifa de electricidad

Es fundamental conocer la nueva discriminación horaria para conectarla a las horas Valle, es decir cuando el precio es sensiblemente menor

Desde el 1 de junio de 2021 entran en vigor las nuevas tarifas eléctricas. Es importante adaptar sus hábitos de consumo para reducir la factura; de lo contrario, existe el riesgo de que se produzca el efecto contrario y la factura de la luz se encarezca. Esto no solo debe tenerse en cuenta al utilizar electrodomésticos, sino también al cargar un vehículo eléctrico o híbrido enchufable.

Y en este sentido, es fundamental conocer las nuevas discriminaciones horarias (horas de Punta, Llana y Valle), para poder conectarlas a la corriente en los días de la semana o en las horas del día en que es más económico. El cambio tiene como objetivo incentivar el traspaso del consumo eléctrico de las horas pico de consumo a otras horas en las que las redes de transmisión y distribución están menos saturadas. Esto puede generar buenos ahorros en el presupuesto familiar al final del año.

Los contratos con una potencia inferior a 15 kW se unifican en la denominada tarifa 2.0TD, que aplica diferentes tarifas de acceso en función de la hora del día. Estas secciones de discriminación temporal varían de las que han existido hasta la fecha. Por tanto, a partir de hoy se considera hora punta (P1) y, por tanto, se paga más de lunes a viernes, de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas. Cabe destacar que en Ceuta y Melilla el inicio y el final de este horario se desplazan una hora tanto por la mañana como por la tarde.

En total, hay 40 horas pico a la semana, durante las cuales el precio de la electricidad es mucho mayor, por lo que conviene reducir el consumo durante este período. También se puede transferir a la cinta plana (P2), que es más económica. Este período cubre de lunes a viernes, de 8 a.m. a 10 a.m., de 2 p.m. a 6 p.m. y de 10 p.m. a medianoche.

Sin embargo, lo mejor que se puede hacer es maximizar el consumo eléctrico en el llamado tiempo valle (P3), es decir, cuando la electricidad es más barata. Este tramo funciona de 12 a 8 de la mañana de lunes a viernes, así como las 24 horas los fines de semana (sábado y domingo) y festivos. En comparación con la tarifa anterior con discriminación horaria, se pierden las mañanas entre semana, pero hay 48 horas cada fin de semana de horas de bajo costo. De hecho, cada semana habrá al menos 88 horas del Valle, que es el 52% del total.

Por lo tanto, aquellos con un automóvil eléctrico o híbrido enchufable deben recargar la batería durante las horas del Valle, si desean reducir o mantener a raya la factura de la luz. Durante la semana deben realizarse por la noche, mientras que los fines de semana o festivos se pueden realizar a cualquier hora del día. El precio de la electricidad en la franja horaria más barata será significativamente más bajo que el de la más cara; de hecho, será hasta un 95% más económico.

Por otro lado, con el nuevo sistema tarifario, existe la posibilidad de reducir la potencia suscrita en una banda y aumentarla en la otra, con miras a producir un mayor consumo en el período barato y, por tanto, requerir más potencia. concentrar el consumo eléctrico en estos momentos, adaptando la potencia suscrita a las necesidades reales de los nuevos hábitos de los hogares.

Por ejemplo, aquellos con baterías nocturnas o un automóvil eléctrico necesitarán más energía en el período del Valle y menos en el período de Punta. En este caso, el consumidor podría contratar menor potencia en las horas más caras y mayor potencia en las horas más baratas. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, enchufar un vehículo eléctrico por la noche tiene un coste estimado de peajes y cobros de 24 € anuales. La diferencia entre recargarlo en cualquier momento del día o de la noche supera los 300 € anuales. Desde esta organización, se recomienda acudir a una estación de carga pública si necesita enchufarla durante el día.

La modificación de la potencia máxima suscrita por selectividad temporal debe solicitarse a la empresa comercializadora. Hasta el 31 de mayo de 2022, se pueden realizar dos cambios sin cargo. Si el consumidor no realiza ninguna solicitud al respecto, se mantendrá la misma potencia en Punta y Valle.

¿Qué te ha parecido este artículo? EXPERTOSCOCHES.COM te invita a seguir navegando por su web para descubrir más curiosidades sobre motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *