cómo cuidar el embrague

¿Cómo cuidar el embrague?

El embrague es de las piezas más importantes dentro del sistema de los vehículos sincrónicos, también llamados “vehículos de cambio manual”. Usarlo parece bastante fácil y sencillo, pero con el tiempo y el mal uso este puede dañarse. ¿Quieres saber cómo cuidar el embrague del coche? Pues entonces sigue leyendo este interesante artículo.

Aunque a simple vista no parezca la gran cosa, saber cómo alargar la vida de un embrague de coche es muy importante y te evitará un gran gasto.

¿Qué hacer para cuidar el embrague de un coche?

El mantenimiento del embrague del coche es indispensable para alagar su vida útil, pero además hay otras cosas que debes tomar en cuenta.

Una de ellas está relacionada con la forma de conducir. ¿Cómo conducir sin dañar el embrague? Esto es lo que debes hacer  y no debes hacer:

Pisa hasta el fondo el embrague

Cada vez que cambies de velocidad es importante hacer buen uso del embrague para evitar que este se dañe con rapidez. Una forma de evitar este daño es pisando el embrague a fondo cada vez que vas a realizar un cambio de velocidad.

Muchas personas tienen la errónea creencia de que pisar el pedal con suavidad lo desgasta menos. La realidad es que, pisando el pedal hasta el fondo se evitan posibles fricciones en el sistema y cambios bruscos en las velocidades del coche.

Trátalo con suavidad

No confundas este consejo con el anterior. Cuando hablamos de tratar el embrague con suavidad nos referimos a que al soltarlo no lo hagas de forma brusca. Siempre que vayas a soltar el pedal hazlo sin mucha rapidez y evita los movimientos bruscos.

Soltar el pedal con demasiada rapidez puede provocar vibraciones inusuales en el coche.

Coordina los movimientos del brazo y del pie

Siempre que vayas a realizar un cambio de velocidad acostúmbrate a pisar a fondo el embrague antes de mover el pomo y no levantes el pie del pedal hasta haber puesto correctamente la nueva marcha.

Tampoco apoyes la mano constantemente sobre el pomo de velocidades pues este gesto provoca daños en el sistema de velocidades y en el embrague del coche.

No abuses del uso del embrague

Muchos conductores utilizan el embrague en lugar del freno con el pretexto de evitar gastar las pastillas de freno. Este uso del pedal de embrague puede provocar daños en un tiempo más corto de tiempo.

Para que tengas en cuenta, cambiar las pastillas del freno es mucho más barato que reparar el embrague del coche.

Arranca con suavidad siempre que puedas

Cada vez que vayas a arrancar hazlo con suavidad y sin presionar mucho el coche. Suelta el embrague despacio y ve aumentando las velocidades progresivamente mientras se calienta el motor.

Este consejo no solo te servirá para alargar la vida útil de tu embrague, también cuidarás la salud del motor.

Trata de Aparcar el coche en sitios planos siempre que puedas

Estacionar en sitios planos donde no tengas que maniobrar mucho ayudará a cuidar el embrague del auto. 

No dejes el pie reposando sobre el pedal

Muchos conductores mantienen el pie sobre el pedal mientras conducen para evitar confundirse. Sin embargo con esta costumbre la persona tiene que presionar inconscientemente el embrague, lo que provoca daños a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *