cómo gestionar el pago de impuesto de circulación

¿Cómo gestionar el pago de impuesto de circulación?

Ser el conductor de un coche no solo implica preocuparse por las fallas que el vehículo pueda tener, también hay que tener en cuenta y respetar las leyes de tráfico. Quédate con nosotros porque te diremos ¿cómo gestionar el pago de impuesto de circulación?

¿Qué es el impuesto de circulación?

También llamado Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, es un pago obligatorio que deben hacer los conductores de vehículos matriculados. Este impuesto sirve para informar sobre la titularidad del vehículo.

Este impuesto debe ser pagado de manera anual y el pago debe ser cumplido aunque seas persona civil o jurídica.

Es importante recordar que el impuesto de circulación es diferente  al impuesto de matriculación. El impuesto de matriculación se realiza cuando se quiere matricular un vehículo nuevo y su matrícula expira anualmente. 

Cuando el vehículo comprado ya ha sido puesto en circulación anteriormente, entonces el propietario anterior debe cederle el documento que certifica el pago de este impuesto al nuevo propietario del coche.

Luego de confirmarse el cambio de propiedad, el nuevo dueño del coche debe continuar con los pagos del impuesto de manera corriente.

Los encargados de cobrar este impuesto son los ayuntamientos de las ciudades donde circule el vehículo. Por esta razón suele variar mucho la cuantía del pago dependiendo de la ciudad donde se realice.

El pago de impuesto de circulación también se le aplica a los vehículos eléctricos, indiferentemente de si este es completamente eléctrico o híbrido. Aunque en algunas ciudades el impuesto es menor.

¿Qué coches están exentos del impuesto de circulación?

Aunque parezca que el pago del impuesto de circulación se le aplique a todos los tipos de vehículos, existen algunas excepciones a esta norma. Los vehículos para los que no aplica este impuesto son los siguientes:

  • Transporte público de pasajeros.
  • Vehículos históricos (coches de coleccionista).
  • Vehículos de trabajo agrícola.
  • Coches de autoescuelas o taxis de alquiler.
  • Vehículos de uso industrial o de fines científicos.
  • Coches para personas con disminución de la movilidad.
  • Ambulancias.
  • Vehículos policiales o militares.
  • Autos de uso y matrícula diplomática.

¿Cómo pagar el impuesto de circulación?

Antes de que sepas cómo pagar el impuesto de circulación queremos advertirte que la falta de pago consecutivamente va sumando las multas. Cuando estas superan los 500 euros, entonces el ayuntamiento se encuentra en la disposición de embargar el coche del infractor.

Además de las multas, el coche no puede ser vendido si no se ha cumplido con los pagos del impuesto.

Para evitar estos inconvenientes te daremos a continuación los diferentes procesos que puedes realizar para cumplir con el pago del impuesto de circulación.

El pago puedes realizarlo a través de los siguientes medios:

  1. Personalmente en las oficinas del ayuntamiento cercanas a tu residencia.
  • Por internet: Es necesario tener ciertos documentos digitalizados como la firma, además debes realizar el depósito con la oficina en línea que le corresponde a tu domicilio.
  • En el Banco
  • Por domiciliación Bancaria: Si proporcionas tu cuenta, el pago de este impuesto se realizará de manera automática.

Para asegurarse de haber realizado el pago del impuesto correctamente exija el informe oficial de la DGT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *