qué es la corrosión en los bornes de la batería y cómo evitarlo

¿Qué es la corrosión en los bornes y cómo evitar que pase?

Como todos sabemos, la batería es uno de los componentes más importantes de cualquier coche, ya que es la encargada de proporcionar electricidad a todos los sistemas electrónicos del vehículo e interviene en momentos clave, como es el arranque del motor del coche, para lo que es necesario el aporte de electricidad. Por eso, es muy importante tener bien cuidada esta pieza, ocuparnos de su mantenimiento y sustituirla cuando sea necesario.

De lo contrario, una batería que no funciona adecuadamente puede derivar en problemas más importantes para el funcionamiento del motor e incluso comprometer nuestra seguridad cuando estamos a bordo.

¿Qué es la corrosión en los bornes?

Si has notado que tienes problemas para arrancar el motor de tu coche o, peor aún, que incluso se cala muy a menudo cuando está en funcionamiento, la corrosión en los bornes es una causa bastante probable.

La corrosión en los bornes es una sustancia entre espumosa y polvorienta de color claro o blanco que surge en el lugar donde se establece la conexión entre la batería y los cables a los que alimenta. Si tienes dudas sobre si esto le está ocurriendo a tu coche porque has notado alguna de las situaciones que hemos descrito, lo mejor es que subas el capó de tu vehículo y lo compruebes.

La corrosión se da por una reacción química en este lugar de conexión, los bornes, y en los extremos de los cables. La corrosión acaba por imposibilitar el paso de la electricidad, es decir, provoca que la conexión entre la batería y los cables se produzca. Esto provoca que los sistemas eléctricos del coche no reciban la suficiente potencia o directamente no reciban electricidad, empezando normalmente por el motor de arranque.

¿Por qué se produce y cómo evitarlo?

La causa por la que aparece la corrosión en los bornes de la batería de un coche es siempre una reacción química. Pero esta reacción química se puede dar por múltiples razones. A continuación, te explicamos las 3 más comunes y cómo poder evitarlas.

1. La edad de la batería

Cualquier batería, incluso las pilas más pequeñas de cualquier aparato doméstico, tiene una vida útil que marca el límite de tiempo durante el cual la podemos utilizar en condiciones óptimas. En el caso de las baterías de coche, la vida útil puede variar ligeramente, pero normalmente el límite está en los 4 años aproximadamente.

Por lo tanto, si la batería de tu coche ya tiene más de 4 años y aparece corrosión en sus bornes, no hay solución posible. Cuando la vida útil de las baterías llega a su fin, hay que sustituirlas por baterías nuevas.

2. Una fuga de electrolitos o de agua

La mayoría de las baterías del mercado contienen electrolitos, que consisten en una mezcla de agua con ácido sulfúrico. Esta sustancia es necesaria para que las placas de la batería funcionen adecuadamente. Cuando no hay un buen mantenimiento, se puede producir un escape de esta sustancia. Lo mismo sucede con el agua que contienen las baterías. Si hay un exceso, puede escaparse y corroer los bornes.

En este caso, lo más recomendable es observar periódicamente el aspecto de tu batería. Revisa de vez en cuando que no hay ningún tipo de líquido ni ningún tipo de grieta o daño.

3. Una sobrecarga

Cuando se produce una sobrecarga de la batería, esta puede acabar expulsando líquido al exterior o pueden aparecer grietas que permitan el escape posterior. Como en el caso anterior, estos líquidos provocan la corrosión. Si sospechas que esto se está produciendo en tu coche, acude a un mecánico para que mida el voltaje.

¿Qué te ha parecido este artículo? EXPERTOSCOCHES.COM te invita a seguir navegando por su web para descubrir más consejos de mantenimiento de coches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *