cómo bajar las emisiones de CO2 en el coche

¿Cómo bajar la emisión de CO2 en el coche?

En muchas ocasiones, los coches no pasan la ITV por culpa de la emisión de CO2 al ralentí o con acelerado y por eso, te preguntas si hay una forma que puede ayudar a reducir las emisiones de CO2 antes pasar la ITV.

Este tema suele preocupar a las personas con vehículos antiguos ya que son los más propensos a estos problemas. Efectivamente, la ITV ha endurecido su revisión por motivos medioambientales lo que pone más difícil pasarla.

Ahora bien, existen varios trucos para reducir las emisiones de CO2 en los coches, aunque no siempre funciona ya que el problema puede ser mayor con, por ejemplo, el catalizador.

En este artículo, te vamos a dar varios consejos para bajar la emisión de CO2 en los coches.

Prueba de emisiones de CO2 del coche en la ITV

Primero, tienes que saber en que consiste el control de la ITV de los gases CO2. Tienes que tener en cuenta que en la ITV te van a controlar la opacidad, lo que corresponde al nivel del humo en el escape. Muchas veces no le damos importancia pero seguramente son de los mayores motivos del porque tu coche no pasa la ITV.

Si leemos el manual de la ITV, nos dice que el inspector de ITV tiene que analizar visualmente el estado del tubo de escape con el propósito de que no hay ninguna imperfección como falta de tornillos de sujeción, óxido o fugas laterales.  También el catalizador tiene que ser visualizado ya que los problemas principales de la alta emisión de CO2 provienen de ahí.

Entonces en el momento de la prueba, nos encontraremos en la siguiente situación:

El coche ya por su ruta para llegar a la ITV tiene el motor caliente y en el momento de la prueba, el inspector pone una sonda en el tubo de escape, se le conoce en el mundo mecánico como el opacímetro y empezamos a seguir sus instrucciones. No pedirá de meter en coche en las revoluciones entre 2.500 y 3.000 RPM incluso hasta 3.500 RPM durante 1 minuto (se supone ese tiempo pero muchas ocasiones hablamos de minutos y parece que nunca acaba).

Los datos que refleja esa analítica serán determinantes para pasar o no la ITV.

En caso de coches híbridos, el protocolo es diferente basado en el modelo o fabricante del vehículo.

Ahora empieza el juego, aceleramos, dejamos de acelerar, volvemos a acelerar hasta que el inspector se canse de tanta verificación. Esta parte es muy aleatoria ya que queramos o no  cada inspector tiene sus métodos, su rigurosidad y sus malos días.

Normalmente, se hace 3 mediciones de las emisiones de CO2 y hace la media de las 3 para sacar el resultado final.

Consejos para pasar la ITV por gases C02

Las exigencias de la CE hicieron de esta prueba algo muy estricto y cada vez más complicado de pasar la ITV.

También tienes que saber que todos los coches están sujetos a esta prueba y ni la gasolina, ni el gasoil están en ventajas. Cualquier vehículo se puede ver afectado por un problema de emisión de gases.

Ahora bien, hay trucos para minimizar el riesgo de no aprobar la ITV y que son muy legítimos ya que los coches tienen sus situaciones donde pueden emitir más como menos CO2.

No quita que estos consejos para reducir el CO2 antes de pasar la ITV no funcionan siempre

Cuando hablamos de legitimidad, por supuesto, hay métodos que no lo son y aquí nos limitamos a usar procesos que no sean nefastos  para el vehículo.

¿Entonces qué podemos hacer con el coche antes de llegar a la ITV? Una solución es ir con una conducción forzando algo más de lo habitual al motor con revoluciones altas durante unos 30 a 35 km. En tiempo, podrían ser unos 30 a 40 minutos. Con esta actuación, limpiaremos el tubo de escape como el motor, eliminaremos la carbonilla pegada en esas zonas. Aplicando esto, el opacímetro no subirá tanto ya que en teoría la salida de humo debería ser más límpida.

En ese recorrido de 30 a 40 minutos, conduce con marchas cortas y de vez en cuando con unos buenos acelerones para garantizar la salida de todo tipo de suciedad y carbonillas.

Recuerda que este truco no es seguro al 100% ya que el coche puede tener problemas mayores en la combustión.

Otros trucos para reducir la emisión de CO2 en coches

  • Comprar algún aditivo para reducir las emisiones de CO2 del vehículo. Este aditivo va mezclado con el combustible y tenemos que circular unos cuantos kilómetros para activar su función. ¡OJO! No todos los aditivos son aptos para los coches, de ahí, la importancia de asegurarte de que es un buen aditivo.
  • Podemos probar cambiando el aceite del motor.
  • Podemos cambiar el filtro del aire del motor si lo vemos sucio. También podemos limpiar los inyectores.
  • La presión de las ruedas es importante tenerla la adecuada ya que a menor presión tenemos mayor gasto de combustible.
  • El uso del aire acondicionado tiene que ser el adecuado ya que aumentamos el consumo de combustible y por la misma, aumentamos la emisión de CO2.
  • Reducimos el tiempo del ralentí. Es mejor apagarlo ya que gastamos menos combustible en las paradas cortas.
  • En la conducción, es conveniente no acelerar demasiado y frena bruscamente. Un conducción suave te ayudará a consumir menos combustible.

¿Qué nunca se debe hacer para bajar las emisiones de CO2 del coche?

Nunca debes meter agua a presión dentro el tubo de escape. Lo más probable que alguna válvula de la culata esté abierta y acabe entrando agua en ella. Esto podría perjudicar el pistón o alguna pieza del motor.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya sabes como reducir la emisiones de CO2 en el coche antes de ir a la ITV aunque recuerda que no es infalible. EXPERTOSCOCHES.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre la automoción.

Te queremos recomendar este artículo muy interesante: ¿Por qué el coche da tirones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *